La noche del Sr. Smith

El tiempo ya no es lo que era. Desde que la física cuántica hizo su aparición, el tiempo ya no sólo corre hacia adelante, también corre hacia atrás. Incluso hay tiempos simultáneos. Esto, que hasta antes era muy difícil de procesar por nuestros cerebros, es ahora más fácil de entender porque los tiempos simultáneos han llegado a nuestra vida cotidiana. Estamos en el salón de casa y al mismo tiempo en Tailandia gracias a un programa de viajes; y a la vez estamos con un amigo de compras a través de la pantalla de nuestro teléfono móvil y le ayudamos a decidir qué pantalones comprar y, mientras, en nuestro portátil contestamos los correos del trabajo que ya nunca pueden esperar a mañana. Queremos estar en todos los sitios porque tenemos siempre  la sensación de estar perdiéndonos algo. Todo va rápido y a la vez.  A veces… nos gustaría detener el tiempo.

La creación también necesita detener el tiempo. Salir de los tiempos habituales de producción, tiempos marcados por el cálculo económico y que definen el final por anticipado en procesos de veinte, treinta o cuarenta ensayos en los que es preciso obtener un resultado; y no queda más remedio entonces que recurrir a lo sabido, a lo que ya hice antes, a lo que sé que funciona. ¿Dónde quedó la creación? La creación no es lineal ni proporcionada, ni permite hacer cálculos temporales. La creación es un organismo vivo que avanza, se detiene, se enreda, se desvía, salta hasta que finalmente llega adonde quería, o no. ¿Es posible detener el tiempo? Eso es lo que pretenden los laboratorios de creación. Encontrar tiempo, inventarse tiempo, conseguir tiempo, detenerlo.

La Compañía Sr. Smith ha detenido el tiempo durante más de seis meses intentando conjurar la creación.

Essencia. Festival de la teatralidad, llega a su tercera edición y presenta cuatro proyectos que han detenido el tiempo para reflexionar escénicamente sobre la felicidad.

Tú también puedes. Entra al teatro, detén el tiempo, ponlo entre paréntesis y súmete en un universo no simultáneo, sino paralelo, en otro tiempo. Es el tiempo del aquí/ahora. Disfruta del tiempo.

Acerca del autor