programación de teatro

¿Es el futbolista que ha ganado la Bota de Oro de este año un héroe? ¿Son héroes el actor o la actriz que ganaron los últimos Oscar? ¿Y el youtuber que batió el último récord de visitas a sus vídeos? ¿La calidad de un héroe se mide por la cantidad de autógrafos que firma?

Estas son preguntas que se suman a tantas otras  que se plantean en Nada que perder. Nada que perder es, entre otras cosas, un pequeño homenaje a héroes verdaderos. Aquellos que han sacrificado su vida por nosotros aunque no lo sepamos.

Gente como el director de instituto al que desterraron por sumarse a las protestas contra el sistema educativo, o el funcionario que denunció  comisiones ilegales  y está expedientado, o el concejal que se negó a entrar en ese juego y está hoy retirado de la política. Esos son los verdaderos héroes aunque se les haya hecho el vacío y se les trate como apestados por las consecuencias que pueda tener el mostrarles  apoyo. Esos héroes no tienen calles con su nombre y nadie les pide autógrafos. No solo no salen en la prensa todos los días sino que por aparecer un día en un periódico hablando de lo que no debían  pagaron las consecuencias de su atrevimiento.

Nada que perder habla de eso y de muchas cosas más. La huella que está dejando nuestro espectáculo en su gira por toda la geografía española, las apabullantes críticas y las emocionantes reacciones de los espectadores nos han animado a alargar su vida y volver a Madrid. Porque todo lo sucedido nos hace pensar que es una obra sin fecha de caducidad, vigente, a pesar nuestro,  por todo lo que cuenta.

Ojalá quieras sumarte a nuestro humilde homenaje a esos héroes desconocidos  tan necesarios.

Acerca del autor