Comienza el año y  es el momento de los buenos deseos, de animarnos a hacer lo que nunca hacemos, de imaginar lo mejor. Que mejor deseo que ser felices. Nos dicen que seremos más felices dejando de fumar, haciendo ejercicio, jugando a la lotería por si nos toca… Puede ser, o no. Nosotros tenemos una certeza. Con un poco más de teatro en nuestras vidas seremos más felices y seremos mejores personas. Por eso, porque nos hace felices, nosotros seguimos adelante con este proyecto que cumple esta temporada 25 años en nuestro espacio de Embajadores y más de 30 desde que empezamos en una pequeña sala para veinte espectadores en Lavapiés. Sin darnos cuenta llegan los aniversarios y también los de nuestros compañeros de viaje.

L´Hongaresa, compañía valenciana que se presenta este mes en la sala y a la que algunos descubristeis aquí hace ya mucho tiempo,  celebra su 20 aniversario. La Tartana, compañía que acogemos en nuestra programación infantil y que con su teatro de títeres y objetos a cuestas lleva mucho tiempo haciendo obras tanto para niños como para adultos, celebra su 40 aniversario. Carmen Werner y su equipo, Provisional Danza, compañía residente en Cuarta Pared, celebran también en el año 2017 su 30 aniversario. Nos vamos haciendo mayores, pero como hemos hecho un pacto con el teatro, que es mejor que con el diablo, nuestra energía sigue intacta. Afortunadamente no sólo lo pensamos nosotros, también lo dicen otros como Carlos Gil , periodista y profesional de teatro, que ha publicado el siguiente comentario en Artezblai, revista teatral de referencia:

..acaba de producirse en la madrileña Sala Cuarta Pared, una gran acción, la segunda edición de Essencia, festival de la teatralidad(…). Integrada en la política de esa sala que mantiene una coherencia digna de todos los reconocimientos. Fue de las pioneras y sigue siendo referencial. Allí nos encontramos muchas noches quienes intentamos ver esas otras cosas que suceden en los escenarios y que son las semillas del futuro. Porque por esa sala, por ese escenario han pasado sus primeras experiencias algunos de los dramaturgos consagrados internacionalmente, los directores más afamados hoy, las actrices y actores que copan repartos audiovisuales o teatrales.”

Y en eso estamos. Haciendo que en  nuestra sala tengan presencia cada año los que van dejando huella y también, y sobre todo,  aquellos que tendrán mucho que decir en el futuro. Por eso en nuestra programación de enero acogemos también a la compañía Los Bárbaros con el texto ganador del Premio Calderón de la Barca 2014.

Aniversarios, premios, jóvenes y veteranos… Este año más, y sin una arruga.

Acerca del autor