Mantente informado y recibe avisos sobre la programación, invitaciones y ¡mucho más!

Reserva o compra tus entradas. Aquí toda la información que necesitas.

Nuestras tarifas son accesibles para todos los públicos. Descúbrelas.

¡Mucho por muy poco! El Club de Socios Cuarta Pared ofrece ventajas exclusivas.

Kaspar Hauser

El 26 de mayo de 1828 apareció en una plaza de Nuremberg un extraño joven que apenas lograba mantenerse en pie. Llevaba una carta anónima, que daba algunos datos contradictorios sobre su procedencia y dejaba su suerte en manos de quien lo encontrara.

Kaspar Hauser fue acogido en seguida en la ciudad, y en todo el país, como un experimento social, político y filosófico. A las seis semanas hablaba con cierta fluidez, podía leer y escribir. Se supo por él mismo que había vivido, hasta el momento, en un calabozo, que dormía sobre un colchón de paja, que no había sonidos pero sí un caballo de madera con el que jugaba, y que le traían el alimento por la noche (pan y agua, en ocasiones aderezado con opio). Contaba cómo pocos días antes de su liberación, “el hombre con el que siempre había estado“, le enseñó a escribir su nombre y a decir las frases que repetía cuando fue encontrado (“un jinete como mi padre quiero” y “caballo, caballo“). Hasta este momento no había visto a ningún ser humano.

Kaspar Hauser, conocido en su tiempo como «el Huérfano de Europa» deslumbró por su sofisticada y al mismo tiempo ingenua inteligencia. Hipersensible a los aromas, colores, sabores y sonidos, al magnetismo de los metales, animales y hombres, se pasó sufriendo la invasión de las cosas y fenómenos durante los escasos cinco años de estancia en el corazón de Europa, de la que nunca pudo sentirse parte.

Pero quizás, lo que nos trastorna tan profundamente del personaje es que encarna la esencia de la tragedia de todos los tiempos: la de la incapacidad del ser humano para comprender su propia experiencia.

Luz Arcas, ganadora de ‘El Ojo Crítico’ de Danza 2015,  lleva a cabo un solo de danza contemporánea acompañado de música original e interpretada en directo al piano y la percusión.

Dirección y dramaturgia: Luz Arcas y Abraham Gragera

Coreografía e interpretación: Luz Arcas

Composición e interpretación musical: Carlos González

Dirección musical: Abraham Gragera

Iluminación: Jorge Colomer

Diseño de vestuario: Heridadegato

Escenografía: Xosé Saqués y Ana Montes

Fotografía: Javier Suárez, Celia Mondéjar y Virginia Rota

Video: Virginia Rota

Diseño Gráfico: María Peinado Florido

Producción: Ana López Puertas

FECHA: 19 y 20 de diciembre a las 21h. 
GÉNERO: Danza.  PRECIO: 14€