Mantente informado y recibe avisos sobre la programación, invitaciones y ¡mucho más!

Compra tus entradas. Aquí toda la información que necesitas.

Nuestras tarifas son accesibles para todos los públicos. Descúbrelas.

¡Mucho por muy poco! El Club de Socios Cuarta Pared ofrece ventajas exclusivas.

Instrucciones
para
caminar
sobre el
alambre

Instrucciones para caminar sobre el alambre vuelve a nuestra sala durante 4 semanas en octubre y noviembre de 2020. La segunda obra de la Trilogía Negra, la segunda pieza después de Nada que perder (2015), fue estrenada en febrero pero su permanencia en cartel se vio interrumpida por la crisis sanitaria. Reestrenamos esta obra con un aforo muy reducido pero con más ganas que nunca, pues cada vez cobra más sentido representarla.

La Compañía Cuarta Pared se ha caracterizado por los ciclos de creación a largo plazo. La idea de trabajar sobre trilogías permite explorar creativamente contenidos y formas que necesitan períodos de largo plazo para desarrollarse y agotarse.

Instrucciones para caminar sobre el alambre supone el siguiente paso de Nada que perder, una nueva trilogía en ciernes caracterizada por recurrir formalmente al formato “thriller”. Este formato permite usar la investigación como punto de partida para develar tramas y personajes. El éxito nacional e internacional de Nada que perder nos anima a incidir en este formato.

Para Instrucciones para caminar sobre el alambre la Compañía Cuarta Pared estuvo un año recopilando documentación sobre la temática que se aborda y a lo largo de 2019 los dramaturgos volcaron en un texto todo el material recopilado. Posteriormente, como es habitual en los procesos de la compañía, los actores y actrices se han incorporado para dar forma a la escritura final del texto desde la escena.

¿Dónde está Alba? Su hermano y su madre han denunciado su desaparición y ayudan en la reconstrucción de sus últimos días para poder encontrarla. La investigación nos llevará a conocer a una familia que lucha por sobrevivir en un mundo invivible. Un mundo que lesiona sus cuerpos, que desequilibra sus mentes, que les empuja a la resignación. Un mundo bipolar en el que intentan encontrar su lugar. Alba estaba segura de haberlo encontrado, pero ahora Alba ha desaparecido.

Esta es una obra sobre el proceso de destrucción de una persona. Nuestra protagonista es un personaje lleno de vida, que no se conforma, que no se resigna, que cree. Pero el mundo bipolar que la rodea, en el que se pasa del éxito al fracaso en un momento y de manera abrupta, hace que su vida poco a poco se vaya complicando. El esfuerzo personal ya no es una garantía. A través de Alba, la obra hace un retrato de una sociedad que se hace cada vez más invivible para los que no son privilegiados, con las enfermedades mentales en aumento como síntoma de la imposibilidad de adaptarse a condiciones cada vez más adversas, con redes de asistencia y solidaridad cada vez menores, y en donde, por tanto, cada individuo se enfrenta cada vez más solo a la adversidad.

teatro en madrid

«El director, sus colaboradores en la escritura y los intérpretes ponen al público al borde de sus butacas.» Javier Vallejo

teatro en madrid

«[El espectáculo] Vuelve a hacer leyenda, es lúcida, potente, sin concesiones, es emocionante y sabe llegar adonde el teatro forma parte de nosotros.» Diego Doncel

teatro en madrid

«Una feroz y certera crítica al modelo de sociedad competitiva, frenéticamente competitiva, en el que estamos inmersos desde hace ya demasiado tiempo.» Raúl Losánez

teatro en madrid

«El espectador se ve inmerso en una especie de olla a presión […] Nadie puede quedar fuera a salvo, indiferente, en este espectáculo de alta tensión.» Manuel Sesma

logo time out madrid

«Es trepidante, incesante […]. Vayan si tienen ganas de ver un retrato feroz del capitalismo decadente.» Pilar G. Almansa

logo revista tarántula

«Los cinco actores son vitalidad en estado puro, cinco fieras, que realizan un trabajo potente y primoroso, como el discurso de la obra en sí.» Luis Muñoz Díez

logo culturamas

«[El espectáculo] tiene una dimensión fantástica y otra singularmente realista y policiaca, dentro de un entramado que avanza vertiginosamente en una España abrumada.» Horacio Otheguy Riveira

logo periodistas-es

«La función, hipnótica y necesaria, transcurre en un crescendo agobiante y sincero, tan vertiginoso y cierto que hace imposible, ni volver la vista, ni apartar la atención del escenario hasta la amarga e inevitable catarsis.» Luis de Luis

COMPAÑÍA CUARTA PARED
Dramaturgia: QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe
Intérpretes: Marina Herranz, Rosa Manteiga, Javier Pérez‐Acebrón, Guillermo Sanjuán, Aitor Satrústegui
Diseño de escenografía y vestuario: Monika Ruhle
Diseño de iluminación: Mariano Polo
Realización de escenografía y vestuario: Richard Vázquez, Cuarta Pared
Fotografía: Sandra Nieto, Irene González Lara
Contenidos audiovisuales: Alba Montañés
Producción, Comunicación y Distribución: Cuarta Pared
Producción ejecutiva: Elvira Sorolla
Dirección: Javier G. Yagüe

Cuarta Pared aborda su nuevo proyecto después del rotundo éxito de Nada que perder, con más de 250 funciones y gira nacional e internacional, después de acometer el ciclo Primeros Días del Futuro en su 25 Aniversario y tras haber cerrado dos trilogías, La Trilogía de la Juventud celebrada por más de 500.000 espectadores y la Trilogía Imprevista, compuesta por Café, Rebeldías Posibles y Siempre Fiesta. Entre los premios que avalan el trabajo de la compañía, destacan, entre otros, el Premio Adolfo Marsillach 2010 a la labor teatral por sus 25 años de actividad, Premio Palma de Alicante 2009 por la programación continuada de dramaturgia española viva, Premio a la Mejor Propuesta Teatral en la Feria de Huesca de 2007, tres premios MAX (al Mejor Productor Privado de Artes Escénicas, al Mejor Espectáculo Infantil, en 2000 y al Mejor Texto en Castellano en 2002), El Ojo Crítico de teatro en 1999 y, sobre todo, el premio de la excelente acogida del público.

Una vez más, la Compañía Cuarta Pared trata de sorprender con la puesta en escena de un teatro actual, escrito con un lenguaje innovador y diferente, que busca la sorpresa continua y además produce experiencias intensas en el espectador. La intención es hacer del teatro una experiencia única.

ÚLTIMOS ESPECTÁCULOS DE LA COMPAÑÍA

  • Nada que perder. Trilogía Negra I. De QY  Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe. Dirección: Javier G. Yagüe (Temporadas 2015 – 2018)
  • Inmortales. Autor y director: Javier G. Yagüe (Temporadas 2012-13)
  • Primeros días del Futuro: Autor y director: Javier G. Yagüe (Temporadas 2012-13)
  • Transit. Dramaturgia y Dirección Marcelo Díaz. Producción ETC (Temporada 2010-11)
  • Siempre Fiesta. De Luis García-Araus, Susana Sánchez y Javier G. Yagüe. Dirección: Javier G. Yagüe (Temporadas 2009-10)
  • Rebeldías Posibles. De Luis García-Araus y Javier G. Yagüe. Dirección: Javier G. Yagüe (Temporadas 2007-09)
  • Café. De Luis García-Araus, Susana Sánchez y Javier G. Yagüe. Dir: Javier G. Yagüe (Temporadas 2005-07)
  • 24/7. Trilogía de la Juventud III De José Ramón Fernández, Yolanda Pallín y Javier G. Yagüe. Dir: Javier G. Yagüe (Temporadas 2002-04)
  • Imagina. Trilogía de la Juventud II De José Ramón Fernández, Yolanda Pallín y Javier G. Yagüe. Dirección: Javier G. Yagüe (Temporadas 2001-04)
  • Las manos. Trilogía de la Juventud I De José Ramón Fernández, Yolanda Pallín y Javier G. Yagüe. Dir: Javier G. Yagüe (Temporadas 1998-2004)[
  • Nunca dije que era una niña buena. De Gustavo Ott. Dir: Javier G. Yagüe (Temporada 1996-97)
  • Acera derecha. De Rodrigo García. Dir: Javier G. Yagüe (Temporada 1995-96)
  • Salvia. De Antonio Onetti. Dir: Javier G. Yagüe (Temporada 1994-95)
  • Río negro. De Ángel Solo. Dir: Javier G. Yagüe. (Temporada 1993-94)

Pregunta: ¿Cómo surge la idea de montar Instrucciones para caminar sobre el alambre?

JM: Javier Yagüe nos reúne hace dos años para escribir la segunda parte de esta Trilogía Negra. Esta vez no tenemos una forma tan clara, como era el caso de Nada que perder, sino una serie de temas que nos interesa tratar: la enfermedad mental, el cansancio, la ansiedad, el entorno sanitario y eso que Bifo llama la sociedad bipolar: un modo de relacionarnos y de enfocar nuestros trabajos en donde la euforia es una nota tan dominante como la depresión que le sigue.

P- ¿Qué tienen en común Nada que perder y esta, la segunda parte de la Trilogía Negra?

JM: Como suele ser habitual en las trilogías de la Cuarta, la cohesión no es argumental, sino temática. Desgraciadamente, los motivos que nos reúnen en 2020 son los mismos que nos reunieron años atrás para escribir Nada que perder: contar cómo sobreviven los más desfavorecidos en medio de esta recesión que no parece tener fin. Los cuatro dramaturgos compartimos la necesidad de crear personajes que viven inmersos en las contradicciones de nuestro entorno, un sistema que ni siquiera sabemos cómo sostenemos, hasta tal punto que la enfermedad es muchas veces la única salida posible, a nivel individual, mientras se resquebrajan las instituciones que nos podrían proteger a nivel colectivo. Si en Nada que perder nos centrábamos en la corrupción política, en Instrucciones predomina la precariedad y los trastornos de esa sociedad que ha aceptado la bipolaridad como modo de vida.

P- ¿Cómo han hilado las quince escenas de la obra junto a las cuarenta y cinco instrucciones narradas en segunda persona?

JM: En esta ocasión, hemos dejado más margen para la libertad que en Nada que perder, donde blindamos una estructura muy férrea antes de dialogar. En Instrucciones no hemos decidido la estructura hasta el final, generando materiales diversos, como las instrucciones narradas en segunda persona, que sirven de transición a las diferentes escenas, pero también generan una tensión y un aroma a novela negra que es, sin duda, otra de las señas fundamentales de la trilogía.

P- Uno diría, leyendo el texto, que esta Trilogía va configurando un friso de La Gran Recesión?

JM: Nunca nos lo planteamos así, pero resulta inevitable. Se generaron unas expectativas para nuestra generación que no se están cumpliendo, y eso desemboca en una incertidumbre y una frustración enorme, cuyas consecuencias desconocemos. Todos sentimos vivir en una olla a punto de reventar, ¿por qué? ¿Qué está pasando? ¿Por qué perdemos tan alegremente todas aquellas batallas que ganaron nuestros mayores? De esa sensación de rabia, mezclada con un inevitable cansancio, están naciendo estos proyectos.

P- Escriben “eres tan bueno como tu último trabajo”. Un lema despiadado y también un martillo para un creador.

JM: Pero es así. Valemos lo que nuestro último tweet o like. Las consultas se llenan de pacientes con ansiedad, los adolescentes enferman de depresión por no alcanzar las metas  previstas. Somos la generación más medicada en la historia de la humanidad. El creador, por supuesto, también se resiente por esto. María Zambrano decía que el poeta tenía que abrir un desierto en su interior para que sucediera el milagro de la palabra. Una exigencia tan verdadera, tan hermosa, se ve fácilmente eclipsada por los ídolos a los que hoy honramos: trabajo, cuanto más mejor; éxito inmediato; popularidad a cualquier precio.

P- ¿Cómo ha sido la labor de escritura conjunta entre los cuatro autores?

JM: Dedicamos mucho tiempo a conversar, a compartir materiales e inquietudes. Todo eso se concreta luego en unos personajes y una fábula que escribimos entre todos. Cuando creemos que es el momento de escribir las escenas las repartimos y luego las intercambiamos, de modo que el estilo es cada vez más el del equipo, la forma que la propia obra nos pide, y no tanto la particular de cada escritor.

P- En el género negro suele haber víctimas y verdugos. Sin desvelar el misterio, ¿quién es el culpable de la desaparición de Alba?

JM: No podemos desvelarlo. Pero aunque haya un culpable, la pregunta que nos interesa es: ¿de quién es la responsabilidad de haber llegado hasta aquí? Uno de los elementos que más me fascina del género es que al investigador (y por lo tanto al espectador) le cuesta encontrar al culpable porque cualquier otro sospechoso lo podría haber sido fácilmente. El bien y el mal se diluyen y la responsabilidad es compartida.

P- Estrenan el 13 de febrero en la Sala Cuarta Pared, ¿alguna instrucción para los espectadores?

JM: La instrucción que procuro aplicarme a mí mismo: Déjate llevar. Sueña. Y juzga luego.

P- ¿Qué tienen en común Nada que perder y esta, la segunda parte de la Trilogía Negra?

QY: ambas son hijas de su tiempo. Comparten esa sensación de vértigo que de una u otra forma llevamos pegada al cuerpo desde que estalló la crisis. Una crisis que dicen que ha pasado y sin embargo sigue pasándonos factura a diferentes niveles. En Nada que perder nos centramos en los aspectos más políticos y éticos de la crisis. En Instrucciones para caminar sobre el alambre eso sigue estando ahí, pero ahora más enfocado a cómo nos ha afectado en carne viva, nos ha enfermado mental y físicamente: el cansancio, el estrés laboral, la ansiedad, la depresión…

P- ¿Cómo han hilado las quince escenas de la obra junto a las cuarenta y cinco instrucciones narradas en segunda persona?

QY: Como en Nada que perder, queríamos mantener esa idea de puzzle, en tanto que el espectador asiste a una “investigación” en torno a la situación de un personaje. En Instrucciones para caminar sobre el alambre el motor de esa investigación es la desaparición de una joven, Alba. A partir de ese suceso quisimos dar forma a una estructura fragmentaria que invitase al espectador a entretejer las escenas para ir componiendo su relato.

P- Escriben “eres tan bueno como tu último trabajo”. Un lema despiadado y también un martillo para un creador.

QY: Es un lema despiadadamente real. Un lema que aprendimos pronto en nuestro trabajo en publicidad y que nosotros mismos hemos repetido. Lo terrible es que sitúa al trabajador en una situación de excepción, siempre al borde de un precipicio. No hay margen de error. Lo peor es que normalizamos la ansiedad, asumimos que forma parte de nuestro modo de vida. Al fin y al cabo, ¿a quién no le exigen cumplir objetivos en su trabajo? Nosotros mismos teníamos plazos, sufríamos en cada bloqueo, sentíamos la presión, nos exigíamos un resultado.

Entradas a la venta en Entradas.com

FECHA: Desde el 23 de octubre hasta el 15 noviembre de 2020. HORARIOS: viernes y sábado a las 21h, domingos a las 19h.
GÉNERO: Teatro. PRECIO: 14€.  DURACIÓN APROXIMADA: 100min.
Más información