Sala Cuarta Pared

TÊTE À TÊTE

TÊTE À TÊTE: Paco Macià y Andrea Carrión


El director escénico y dramaturgo y la intérprete protagonista y coreógrafa de Wanting dialogan y nos hablan del proceso de creación del espectáculo, desde el origen de la propuesta hasta la evolución propia de la artista. Asimismo, descubrimos los motivos que les llevaron a colaborar juntos y cómo ambos se han retroalimentado de sus propias experiencias para dar forma a una pieza que destaca por su expresividad e investigación previa.

 

PACO: Andrea, hemos hablado mucho de teatralidad durante este último año y nuestra puesta en común ha dado como resultado Wanting. Me gustaría preguntarte ahora cómo valoras esta experiencia conjunta.

ANDREA: Wanting ha sido mi primer trabajo largo como coreógrafa y bailarina y esto me ha hecho crecer mucho. Desde ti, como director, me ha llegado una información muy clara y eso me ha permitido centrarme exclusivamente en mis capacidades expresivas como intérprete y concretar de una manera precisa el movimiento del espectáculo.

PACO: ¿Cómo has vivido este proceso con un director que ha transitado desde la danza al teatro de texto y viceversa, además de tener un espíritu multidisciplinar?

ANDREA: Mi personalidad, también fuera de la escena, es muy expresiva, y durante mi formación este rasgo identitario aparecía naturalmente incluso en contra de las tendencias mayoritarias de la danza, más conceptuales, más abstractas. Ha sido un camino personal y reivindicativo que he tenido que transitar con una cierta rebeldía. Al conocerte he visto tus orígenes en la danza y también tu evolución hacia un teatro físico y textual que te ha hecho conocedor de numerosas fuentes de inspiración y de desarrollo de los lenguajes expresivos. Así que este tándem me ha hecho identificar mejor, reafirmar y valorar tanto mi manera de crear como mi personalidad escénica.

PACO: ¿Cómo ha sido para ti este largo proceso de construcción que se ha prolongado durante meses y en el que hemos reflexionado detenidamente sobre las partes y el resultado final del trabajo?

ANDREA: El tiempo ha sido fundamental, no lo podría haber hecho, o al menos no así, en menos tiempo. Para mí el proceso ha tenido numerosas etapas que han hecho crecer enormemente el espectáculo; el trabajo previo de mesa clarificó las ideas y la dramaturgia, de ahí pasamos a la sala, a crear, y donde se integró toda la información con las consiguientes revisiones desde la mirada externa. Este proceso autónomo, contando con tu apoyo, para mí es el grueso del asunto… dedicarle todos esos meses ha hecho que el proyecto adquiera el nivel que tiene en la actualidad.
Oye Paco y, me pregunto, ¿cómo ha sido para ti sumergirte de nuevo en un proceso de danza, desde tu posición de director teatral actual?

PACO: Desde luego que nunca he abandonado la investigación y el desarrollo del movimiento y la expresión ya sea en los montajes de La Ferroviaria, en donde la fisicidad ha sido un rasgo de identidad, ya en mi labor de profesor de movimiento de talleres monográficos o como docente de la ESAD. Me interesa la comunicación, venga esta de donde venga. Digamos que la curiosidad y la investigación consecuente siempre han estado ahí, los orígenes nunca se pierden y esa danza expresiva que también reconozco en ti, me conecta con aquella que viví en Barcelona junto a Sol Picó, Lipi Hernandez, Gurene Marín, Andrés Corchero, Diego Leyva… un lenguaje que ahora es común también contigo y del que me siento cerca.

ANDREA: La verdad es que es un honor que me digas eso, a ellos los admiro mucho. Otra pregunta, ¿qué destacarías de este proceso conjunto entre los dos?

PACO: Me ha gustado trabajar con alguien, tú, tan volcada en su trabajo, inmersa completamente en lo que está haciendo y muy comprometida. Te he sentido abierta a la crítica y aceptando propuestas expresivas, aunque estuviesen a veces en el filo de la navaja por su riesgo… esa curiosidad compartida de abrir puertas.

ANDREA: ¿Y estás interesado en la posibilidad de colaborar en un futuro proyecto?

PACO: Sí claro, siempre que se mantengan los niveles que nos hemos dado en Wanting de investigación, exigencia y tiempo. Eso es lo que me interesa, Andrea.

ANDREA: ¿Qué puedes decir de mi evolución artística durante este proceso?

PACO: Eres una intérprete amante de su trabajo que te expresas a través de una danza genuina y personalizada que ejecutas con el mismo placer que sientes al comunicar y hacer partícipe al público de ella. Creo que has evolucionado mucho en la reafirmación de un movimiento con personalidad propia, en el desarrollo y concreción de tus propias ideas y de cómo llevarlas a la escena.
¿Qué es lo que te mueve Andrea, cómo se enciende en ti el deseo o la necesidad que inicia un nuevo proyecto, como el que dio origen a Wanting?

ANDREA: En este caso mi idea nace de vivencias emocionales conectadas con mi propia sexualidad. Dar paso a este conocimiento ha sido una revolución, un abismo abierto desde el que he podido penetrar hasta el final en un mundo interior que me ha aportado una mayor auto consciencia. Estas experiencias que me han atravesado, estos impulsos a los que no puedo, ni quiero, renunciar han sido el germen del trabajo. Siento que es lo mejor que puedo hacer y ofrecer.

PACO: ¿Qué te hizo pensar en mí para ayudarte a desarrollar tu idea, tus impulsos?

ANDREA: Desde mi punto de vista tienes un perfil idóneo: experiencia escénica como intérprete, coreógrafo, pedagogo y director teatral, pero sobre todo por tu manera de trabajar y de colaborar porque respetas mucho mis iniciativas sin intentar modificarlas, te mueves a favor de la idea de una manera crítica, eso fue lo que me terminó de convencer para pedirte la participación en este desafío.
¿Y en tu caso cuáles han sido los motivos por los que te has comprometido con mi propuesta personal planteada a partir de un solo danzado y de textos autobiográficos?

PACO: Como te he dicho antes, la danza, el movimiento, ha estado y está presente en mis propuestas escénicas. Soy curioso, me gusta descubrir, aportar, ese es mi carácter… Wanting ha sido un proceso en el que hemos podido profundizar juntos desde una mirada abierta al arte. Abierta y de comprensión mutua. Un espectáculo resultante cómplice, expresivo, sincero, sin miedo. También ha sido importante en mi elección el considerarte como una excelente performer y comunicadora de ideas propias.

 

Wanting formará parte del X Festival Essencia los días 19 y 20 de julio: un cuerpo entregado a la pulsión sexual cargado de movimientos poéticos y atravesado por la emoción.
Consulta aquí toda la información.

Entradas ya a la venta en https://www.entradas.com/artist/wanting/

 

 

Salir de la versión móvil