Mantente informado y recibe avisos sobre la programación, invitaciones y ¡mucho más!

Compra tus entradas. Aquí toda la información que necesitas.

Nuestras tarifas son accesibles para todos los públicos. Descúbrelas.

¡Mucho por muy poco! El Club de Socios Cuarta Pared ofrece ventajas exclusivas.

Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra

Festival de Otoño en Cuarta Pared

María Velasco presenta esta pieza de teatro de texto en oposición polémica al teatro de texto. En ella, pone en relación la violencia emocional y sexual con la violencia sobre el medioambiente. Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra es una historia de empoderamiento por lo verde.

“Seguir siendo humano supone romper un límite. Ámalo si puedes. Ámalo si te atreves”. Anne Carson

¿Qué quiere decir “arrancar de raíz”? Si lo haces, ¿te conviertes en desarraigada? ¿Qué relación puede albergar una barbacoa con los incendios de la Amazonia y la canción Un violador en tu camino? Dijeron: dios ha muerto, el hombre ha muerto, ¿la naturaleza ha muerto?, ¿y la mujer? ¿Puede aplicarse el pensamiento ecológico a las relaciones humanas, incluidas las sexuales?

Una preadolescente se aleja de su familia en una barbacoa para leer bajo un árbol. Con este acto, da comienzo un rito de paso, y el viacrucis de una mujer de la generación Y, como hija menor, doctoranda y trabajadora sexual. Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra pone en relación la violencia emocional y sexual con la violencia sobre el medioambiente, comparando el “extractivismo de los recursos del inconsciente y de la subjetividad, el lenguaje, el deseo, la imaginación, el afecto” (Suely Rolnik) con el extractivismo de recursos naturales. Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra es una historia de empoderamiento por lo verde.

El nuevo proyecto de María Velasco tiene una base autoficcional, pero trasciende la experiencia personal gracias al diálogo con corrientes que han sido fundamentales para reactivar el pensamiento crítico en los últimos años: el feminismo y la ecología. La propuesta convoca un teatro de texto en oposición polémica al teatro de texto. La obra se emplea como archivo beta y disparador de un ecosistema de sentido donde participan la música (Peter Memmer), la danza (Joaquín Abella), la plástica (Marcos Carazo) y las artes visuales (Elena Juárez). Las palabras han de actuar como esporas, reproduciéndose en situaciones y acontecimientos inesperados. En este sentido, la obra se alinea con la estética del último montaje de la creadora, La espuma de los días.

María Velasco (Burgos, 1984) ha publicado más de 14 obras, entre ellas, Los perros en danza (Accésit Marqués de Bradomín, 2010), brate de las cosas hermosas que te deseo (SGAE – Autor Exprés), Si en el árbol un burka (Ed. Invasoras) y Taxi Girl (Premio Max Aub, 2017), estrenada recientemente en el Centro Dramático Nacional. Sus títulos han sido traducidos a siete idiomas y han sido presentados en múltiples festivales internacionales.

Velasco ha dirigido varias performances y obras, entre las cuales cabe destacar Los dolores redondos (Teatro Pradillo, 2013); nter (Sala Cuarta Pared, 2014); La soledad del paseador de perros (Sala Cuarta Pared, 2016); y La Espuma de los días, que se estrenó en 2019 en el Teatro Español de Madrid y, más tarde, en el Teatre Lliure de Barcelona. Por este último espectáculo, la creadora obtuvo dos nominaciones a los Premios Max.

Además de obras infantiles y juveniles, ha llevado a cabo adaptaciones de clásicos y libretos. Asimismo, ha realizado dramaturgias para la compañía de danza contemporánea hispano italiana Kor’sia. Con la compañía interdisciplinar Les Impuxibles estrenó Suite TOC núm. 6, Premio Butaca a las Nuevas Aportaciones Escénicas en 2019.

La profesora Fernández Valbuena le dedica el estudio Las prospopeyas de María Velasco (Autoficción y teatro), texto ganador del III Premio de Investigación “José Monleón”. Velasco es, además, doctora en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Práctica Escénica y Cultura Visual por ARTEA.

“Hacemos arte. No jugamos a las muñecas. Por eso en esta obra me decidí a contar aquello de lo que no podía hablar, las vejaciones impuestas y autoimpuestas que me han hecho ser como soy: desde el trabajo sexual a la ruptura definitiva con la academia. Me autopsié para escribirla. Pensé que esos eran mis órganos vitales, pero cuando compartí la obra con actrices, me dijeron que esos también eran sus pulmones. Eso mismo habían respirado.

Infancia, del latín “infans”, significa “sin voz”, significa “el que no habla”. Esta es la historia de la dolorosa adquisición de la voz propia contra el lenguaje materno: di-la-tán-do-lo. También es la historia de una educación (emocional) fallida: de un burdel con sucursales en la familia, la universidad y el mercado laboral… La protagonista de esta historia es una niña que ríe, llora y menstrua (el llanto del endometrio) por amor a la fuerza que exige la fragilidad, afirmándose en el pensamiento mágico que ve aliados en los ciervos y en los árboles.

Entrar en el bosque, en la búsqueda. Comer del árbol de las herejías. Abrazarlo. Latir con él y con el todo. De nuevo, se trata de una obra interespecies: teatro de texto que molesta al teatro de texto. De ahí las colaboraciones con la danza, la plástica y el transformismo.

Comunión, ceremonia y venganza. Así podría definirse Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra, más que como drama. La venganza lleva demasiado tiempo y solo vale la pena si se la convierte en algo creativo”.

María Velasco

Sobre La espuma de los días

“La función se sigue con interés, avanza sin desmayo: Velasco enhebra las transiciones del lenguaje verbal al coreográfico sin solución de continuidad. Sus cuatro intérpretes tienen peso, presencia y singularidad”. Javier Vallejo, El País

“Tanto el texto como la puesta en escena de María Velasco me fascinaron desde el primer momento y me llevaron de la mano por territorios que me conmovieron, me hicieron pensar y me sacudieron”. Gema Moraleda, Sommis de teatre

“El espectáculo circula por potentes emociones con arena y espuma, desnudos integrales, caudalosos textos e interpretaciones de notable entrega física y emocional”. Horacio Otheguy Riveira, Culturamas

“Velasco consigue una obra perfectamente equilibrada con un gran impacto visual que casa con el calado intelectual del texto que tiene entre los labios”. Alba Trueba, Teatro Madrid

“Una obra que entra por todos los sentidos, se puede escuchar o, sencillamente, abandonarse al paisaje imposible que se forma y deforma ante nuestros ojos”. Adolfo Simón, Que revienten los artistas

MARÍA VELASCO (PECADO DE HYBRIS)
Texto y dirección: María Velasco
Asesoría artística: Judith Pujol
Intérpretes: Laia Manzanares, Joaquín Abella, Miguel Ángel Altet, Fran Arráez y Beatrice Bergamín
Coreografía: Joaquín Abella
Escenografía: Marcos Carazo
Vestuario: María Velasco e intérpretes
Diseño de luces: Irene Cantero y Víctor Colmenero
Diseño de sonido: Peter Memmer
Artes visuales: Elena Juárez
Fotografía: Mara Alonso
Coordinación técnica: Carmen Menager
Producción ejecutiva: Ana Carrera
Producción: María Velasco (Pecado de Hybris) y Openfield Business

Entradas próximamente a la venta en Entradas.com

FECHA: del 26 al 28 de noviembre a las 21h. *ESTRENO ABSOLUTO. GÉNERO: Teatro de texto / Artes vivas.
PAÍS: ESPAÑA. IDIOMA: Español. PRECIO: 14€. DURACIÓN APROXIMADA: 100min.
Más información

WEB DEL FESTIVAL

Festival de Otoño en Sala Cuarta Pared

MÁS INFO SOBRE MARÍA VELASCO